gl es en

Viticultura heroica

Es el único tipo de viticultura posible, debido a que las mejores condiciones para el viñedo se encuentran en las laderas del río, con inclinaciones que alcanzan el 70%.

En Abadía da Cova, el viñedo actúa como eje vertebrador de unos productos con características únicas. El terroir, adquiere una dimensión esencial, al no depender exclusivamente del clima y el tipo de suelo, si no de las condiciones de cada pendiente, de su orientación, insolación y humedad en sus diferentes partes.

Buscamos en estas laderas, orientaciones sur o sur-oeste, la altitud adecuada para una correcta temperatura, el suelo e insolación óptimas... y el rio, como factor determinante de todos ellos. Es la búsqueda del lugar que mejor exprese las características de cada una de nuestras variedades, para así cultivarlas solo en el terreno al que mejor se adapten. La suma de estos factores terminará por esclarecer el misterio... añada tras añada.

La viticultura heroica es el único tipo de viticultura posible, debido a que las mejores condiciones para el viñedo se encuentran en las laderas del río, con inclinaciones que alcanzan el 70%. Todos los trabajos se realizan de manera meticulosa y de forma manual por nuestro equipo de viticultura.

Vendimiador de Ribeira Sacra, en las escarpadas orillas del Miño

Los principios de ecología, respeto y compromiso con el medio, así como la preservación de este área natural, siempre han sido primordiales para nuestra empresa. Hoy en día estamos profundizando en el conocimiento de los principios biodinámicos, ensayando en nuestros viñedos experimentales para poder beneficiarnos de esos conocimientos y mejorar las condiciones de cultivo de nuestras vides.

Tenemos varias estaciones meteorológicas en los propios viñedos, que nos permiten medir los valores atmosféricos y de suelo de nuestras parcelas, y establecer protocolos de actuación que nos permiten sacar el mejor rendimiento de nuestras cepas, así como prevenir posibles infecciones por parte de hongos indeseables.

En nuestro viñedos tenemos dos tipos de suelos fundamentalmente. En la zona de Ribeiras de Miño y Amandi, los suelos son principalmente graníticos, con vetas de pizarra y esquistos. En la parte de Montefurado y Quiroga, son suelos pizarrosos de arenas y arcilla.

En los viñedos trabajamos tres sistemas de conducción principales. El sistema tradicional, constituye vides en “vaso” o sistema vertical, que se podan a guyot simple o doble, limitando el numero de yemas en función del vigor y salud de cada cepa. Este sistema de conducción representa unas 5,5 hectáreas de viñedo, repartidas en numerosas parcelas de pequeño tamaño. Alberga las cepas más antiguas de la propiedad, que tratamos de preservar con un cuidado extremo en sus condiciones de cultivo.

El emparrado o parral, lo utilizamos en las dos fincas de Albariño de la casa, también de las más antiguas. Representa unas 3,5 hectáreas de viñedo, y nos permite controlar el vigor de estas inquietas cepas, así como aprovechar el 100% de la energía solar, al ser un sistema de superficie continua.

En las viñas más recientes, estamos cultivando en espaldera. Las cepas se guían a doble cordón, cordón simple o en sistema vertical con poda guyot. Actualmente hay unas 9,5 hectáreas de viñedo en espaldera.

Cultivamos nuestras uvas en varias zonas dentro de la D.O. Como área principal encontramos las Ribeiras del Miño, sin embargo también producimos uvas en Amandi, Montefurado y Quiroga. Esta diferenciación de parcelas nos aportan características diferenciadoras, y grandes contrastes en los parámetros de las uvas.

“Lo que se pretende es conseguir una mayor profundidad y originalidad en los diferentes tipos de vino.”

La bodega produce la mayor parte de las uvas que utilizamos en nuestros vinos. Sin embargo hay parcelas interesantes y grandes viticultores que nos aportan uvas a las que no podríamos tener acceso de otra manera. Solo compramos uva de viticultores de confianza, con los que llevamos trabajando más de veinte años, como media. Clasificamos las parcelas y destinamos esa uva a los vinos que creemos oportunos. Trabajamos codo con codo para que el viñedo se trabaje de la manera más óptima, respetuosa y con nuestros propios criterios de calidad. Guiamos y nos apoyamos mutuamente con cada viticultor durante todo el proceso, hasta obtener el mejor resultado en cada caso.

Esta web emplea cookies. Si continúas navegando entendemos que aceptas nuestra Política de cookies.