gl es en

Bodega

“El vino es la única obra de arte, que se puede beber”
Luis Fernando Olaverri

En 1923, Baldomero Moure comienza a elaborar sus primeros vinos en una de aquellas pequeñas y humildes bodegas de parcela en A Cova. Pero gracias a la herencia de Carmen y los ahorros traídos de América, empieza a adquirir fincas en la zona y hace construir una bodega (en la actual finca de Cuñas).

Instalaciones de Abadía da Cova en la Finca de Cuñas

En la década de los cincuenta, la bodega ya se comenzaba a quedar pequeña, y se decide edificar otra mayor y más moderna. Actualmente alberga la sala de barricas y la sala de vinificación de vinos con crianza en madera. Aquí elaboramos en tinos troncocónicos de madera de roble francés de entre 3000 y 7000 litros de capacidad, y realizamos crianzas en barricas de roble de diferentes procedencias.

Sala de barricas en Abadía da Cova

A principios de los años 2000, se construye la bodega principal, que en la actualidad acoge el laboratorio, la sala de catas y es el lugar donde elaboramos los vinos jóvenes y las pequeñas vinificaciones y ensayos experimentales. Trabajamos con acero inoxidable, aunque usamos otros materiales en el área experimental. Esta bodega se concibió con el fin de funcionar por gravedad y con la más alta tecnología para respetar al máximo la integridad de la uva. Recogemos la uva en su momento óptimo de maduración, en cajas de 18 Kg, y de forma manual. Toda la vendimia se selecciona nuevamente en bodega por nuestro equipo. Las variedades se elaboran por separado y se ensamblan en función de su afinidad y potencial, en las proporciones que consideramos óptimas en cada añada.

La bodega la cuidamos todos. Pero nuestros responsables técnicos son Alberto, Julián y Marcos, que se encargan de proteger y guiar a nuestros vinos, durante todo su proceso de vinificación y crianza, para que salgan al mercado en su momento y condiciones óptimas.

A la cabeza de la innovación

Destilería promotora para la creación de la indicación geográfica de aguardientes y licores tradicionales de Galicia

Bodega impulsora de la Denominación de Origen Ribeira Sacra

Primera bodega en realizar un vino de mencía con crianza en barrica

Primer rosado de la D.O. en 2014

Nuestros vinos

“Creemos que un vino, además de representar a la tierra de la que proviene, debe reflejar el año en que se forjó.”

Texto de: enoarquia.com Carlos M.I

Imagine, en el colmo de la prosopopeya, que su cabello comienza a adquirir tonos otoñales y finalmente el ocre vence a la coloración natural. Imagine, le pido un pequeño esfuerzo al hacerlo, que pierde todo el pelo y su cuerpo comienza a entrar en una fase de letargo.

Imagine que le cortan los dedos de las manos y los pies, pero no siente dolor porque está casi inconsciente, y retiran y queman los restos de sus miembros amputados mientras refuerzan las ataduras que le someten a un emparrado cruel.

Imagine que todo termina con un fundido en negro y después llega el frío y le absorbe la nada.

Sin saber cuánto tiempo ha pasado, se despierta muy lentamente, terriblemente aletargado y paralizado. Al despertar se da cuenta de que sus miembros fueron cercenados tiempo atrás, antes de caer en el abismo de la negra inconsciencia, y comienza a llorar...

Al fin, cesa el llanto, y es consciente de que se siente con más fuerzas. Las zonas de las que brotaban las lágrimas han quedado obturadas y observa un pequeño cosquilleo acompañado de una suave sensación de euforia. El cosquilleo, lejos de remitir, se acrecienta y se transforma en un intenso placer. De repente, descubre que sus miembros ¡están volviendo a crecer! El crecimiento es imparable; se siente bien, se siente joven y fuerte.

Cada año las cepas florecerán, y de su polinización surgirán nuevos granos de uva, que irán creciendo, absorbiendo de la tierra lo que esta les ofrezca. De repente, empezarán a colorearse los granos de uva como si la varicela se hubiera extendido por todo el viñedo; hasta que poco a poco termine por cubrirlo completamente. La piel comenzará a reblandecerse, y las uvas se pondrán dulces. Y después de unas cuantas lluvias y muchas horas de sol... cosecharemos un fruto honesto y maravilloso, que reflejará el trabajo del hombre y los caprichos de los dioses.

Finca Peña Fión en Abadía da Cova

En Adegas Moure, creemos en el concepto de añada. La pluviometría, el viento, la temperatura o la humedad, unidos a otros factores apenas cuantificables, condicionan cada cosecha. Por tanto, las cualidades del vino se verán modificadas en mayor o menor medida, por mucho que nos empeños en repetir los mismos patrones tanto en viña y en bodega.

Nuestros vinos presentarán proporciones ligeramente diferentes de cada variedad, así como el tiempo de crianza en barrica o incluso el afinamiento en botella, antes de salir al mercado, con el único fin de crear el mejor vino posible con las particulares condiciones de cada vendimia.

Conoce nuestros vinos en la tienda
Tienda
Esta web emplea cookies. Si continúas navegando entendemos que aceptas nuestra Política de cookies.